Menú Cerrar

QUE DEBE HACER UN EMPRENDEDOR DURANTE LA CONTINGENCIA?

Además de por supuesto velar primero por la salud propia y de los cércanos, debemos de darnos cuenta de que Mexico es un país mágico y suigeneris. Que vive ahora, además de una contracción económica; una pandemia de escalas mundiales.

Debemos de ubicarnos en un país, en el que así como tenemos a uno de los hombres más ricos del mundo; es una realidad que la gran mayoría de los “empresarios o emprendedores” en México son “no muy acaudalados”. Lo digo, con extremo respeto y con datos reales.

Consejos Coordinadores, Confederaciones, Cámaras y Asociaciones empresariales; han generado una falta de conciencia en relación con el hecho de que quienes toman decisiones políticas; son casi siempre empresarios acaudalados y no se toman en cuenta realmente las necesidades de los “empresarios de las PYMES”.

Los más grandes conglomerados de empresariales de México, tal vez inconscientemente favorecen en la mayoría de los casos; la representación de las grandes empresas en su agenda política, como es el caso de lo acontecido recientemente en Mexicali, Baja California.

Sin embargo, creo que poco se habla del pequeño empresario, que no forma parte esencial de una agenda político – empresarial que debería ser la base del cambio fundamental, que venga a crear los cimientos para generar por fin, una igualdad entre el sector empresarial encumbrado y los llamados emprendedores.

En este sentido, un Emprendedor poco sabe que hacer ante escenarios tan complejos como sucede en tiempos del #Coronavirus, pues la agenda del emprendedor pocas veces empata con la realidad política y con las decisiones que deberían igualar las condiciones y en consecuencia el ingreso, en relación con lo que acontece con las grandes empresas.

Cuando los emprendedores, entiendan los escenarios de la realidad actual, que nos lleva a dilucidar la gran desigualdad que ocasionan pandemias cómo está y el hecho de que los empresarios más estables económicamente hablando; puedan aprovecharse de sus proveedores más pobres, usándolos como fuente informal de créditos y capturando la mayor parte de las utilidades. Es entonces que los emprendedores pondrán sus necesidades; por encima de los grupos oligarcas que se concentran en tan solo un puñado de empresas que representan el sector monopolico del país.

La contingencia ocasionada por el coronavirus; crea el escenario perfecto para que los “Emprendedores” empiecen a articular una agenda política que elimine las desigualdades entre ellos y las restricciones sistemáticas que les impiden crecer.

Más allá de la innovación e imaginación propia que tenemos los mexicanos, sobre todo en momentos de crisis; nuestra realidad nos obliga a iniciar una agenda en la que se aumente la recaudación de los empresarios que pertenecen al uno por ciento (monopolios); de forma que se tengan recursos para subsidiar apoyos para empresarios pequeños y se amplíen los créditos productivos a tasas preferenciales. Esto inclusive en beneficio de estas grandes corporaciones; pues estarían fomentando el fortalecimiento de futuros proveedores o aliados de una nueva generación.

Esta crisis es el pretexto perfecto, para que más allá de crear promociones, descuentos o campañas de concienciación hacia el consumo local o el apoyo a los emprendedores; se sienten las bases para poder ampliar y facilitar los recursos legales con los que cuenta la Comisión Federal de Competencia Económica para evitar las concentraciones de mercado y los monopolios de forma que los pequeños negocios puedan competir. E insisto; sin bien, no llegar a ser competencia como tal, poder tener las condiciones para por lo menos ser proveedor en algún grado de algún producto o servicio necesario para estos conglomerados.

El emprendedor en estos momentos de crisis; debe pugnar por que se castigue a las empresas que no paguen en tiempo y forma (tres meses en algunos casos) a sus proveedores pequeños (que es lo que generalmente impide su crecimiento y ocasiona su desaparición).

El emprendedor en esta etapa de contingencia, debe aglutinarse (con una sana distancia) y generar una ruta que entienda y exija que las políticas que benefician a los pocos empresarios más ricos; ya nunca más vengan a perjudicar su existencia. Es tiempo de aprovechar este tiempo que tenemos “de más” con la cuarentena y pugnar por que se tengan más facilidades para generar alianzas con estas grandes empresas y conseguir de tal suerte que la economía mexicana sea mucho más igualitaria.

Esta fase viral a nivel mundial; ha creado un escenario ideal de reflexión que debería generar una minuciosa conciencia del tipo de políticas públicas que le convendrían más a los emprendedores; para poder desarrollarse como clase media.

Si bien resulta importante que en la etapa de la cuarentena, el aislamiento sea un factor clave; esto nos debe orillar justamente a la reflexión de la necesidad de enlistar necesidades reales y además muy propias; alejadas de las de los grandes sectores empresariales.

Creo que existen grandes liderazgos jóvenes en todo el país; que entienden las necesidades propias de un emprendedor mexicano que seguro aportarán ideas y acciones que generen en un futuro cercano, una mayor igualdad de condiciones para competir.

Estoy seguro que lo que un Emprendedor debe hacer durante la Contingencia del coronavirus; es hacer trabajar al sector público en acciones rápidas y políticas públicas importantes que sienten las bases de un mejor futuro, ante una inminente crisis económica.

Lic. Aldo Emanuel Ayvar Cuéllar.
Director General de la Aldea Legal.